Análisis de la morfología de los espermatozoides

Análisis de la morfología de los espermatozoides

La morfología espermática es una de las características que se realiza en el seminograma, en la cual se valora el porcentaje de espermatozoides con morfología normal. Hay clínicas que apuestan por el estudio rutinario de la morfología, aunque existen otras que no consideran que los resultados sean relevantes, puesto que en el caso de necesitar unICSI, será el embriólogo el que elija de visu el espermatozoide que a su criterio presente buena movilidad y aspecto.

Las alteraciones en la morfología pueden tener un origen genético, de ahí la importancia de presentar una correcta morfología. Un espermatozoide cuya información genética, la mitad del futuro embrión, no esté bien codificada y organizada no dará lugar a un embrión viable.

Cuando una muestra seminal no alcanza los valores límite de normalidad en la morfología presenta teratozoospermia.

Evaluación de la morfología espermática

Para poder estudiar la morfología de los gametos masculinos, es necesario la fijación en un portaobjetos de una pequeña muestra del total del eyaculado, lo cual implica la muerte de los espermatozoides. Esto impide que esta muestra sea empleada tras su evaluación, pero servirá como representación del resto de la muestra seminal total.

Una vez fijada, se procede a una tinción biológica, como la hematoxilina-eosina: la eosina, se une a los elementos electropositivos de la célula y tiene una coloración rosada y la hematoxilina se une a las moléculas electronegativas de los espermatozoides, obteniendo una coloración en tonos azulados. La tinción de las distintas estructuras permiten una mejor observación al microscopio al incrementar la definición de las membranas.

Morfología espermática

Para valorar la forma de un espermatozoide, se observan sus tres estructuras principales: cabeza, pieza media y cola.

  • La cabeza del espermatozoide debe ser ovalada, es de mal pronóstico que no presente el acrosoma (en la punta de la cabeza),así como que sea redondeada o muy alargada. Debe de estar ocupada casi totalmente por el núcleo de la célula, y no presentar muchas vacuolas en su interior. Las vacuolas son orgánulos que aparececen de forma habitual, pero si hay muchas o son excesivamente grandes puede significar que el ADN está dañado.
  • La pieza media o cuello, como su nombre indica está situada entre la cabeza y el flagelo, y es una zona un poco más ensanchada que la base de la cola. Su función es primordial porque alberga las mitocondrias,consideradas el motor del movimientodel espermatozoide, pues son las responsables de generar energía. Las alteraciones que puede sufrir son presentar una curvatura, ser de mayor grosor al estándar, presentar irregularidades o incluso no estar presente.
  • El flagelo está conformado por las mismas moléculas estructurales responsables del correcto reparto de cromosomas en la mitosis y meiosis, con lo que un flagelo irregular reflejará problemas en el reparto de cromosomas, y ante todo, su movimiento no podrá competir con el bateo de un espermatozoide normoformo.
Forma del espermatozoide. Criterios de evaluación

Existen alteraciones muy claras como son la duplicación o ausencia de estas estructuras, espermatozoides con doble cola, microcefálicos o macrocefálicos no darían nunca lugar de forma natural a un embrión viable.

Criterios de evaluación

En los inicios del estudio de morfología espermática, había una lista de anomalías y si no las cumplía se determinaba que el espermatozoide era normal. Con el paso del tiempo, se vio que la variedad de alteraciones era tan elevada que se optó por estandarizar cómo era la estructura de un espermatozoide de buena morfología, y las desviaciones de forma respecto a este patrón se consideran alteraciones.

Los espermatozoides con morfología anormal pueden presentar anomalías en la cabeza, la pieza intermedia y/o la cola.

Según el criterio de la OMS valores iguales o superiores al 4% de espermatozoides con morfología normal es considerado dentro de los valores de normalidad. Si el índice de anormales es mayor del 96% estamos antes un caso de teratozoospermia.

Existe otro criterio de análisis de la morfología algo más estricto, se trata del criterio de Kruger, según el cual, el límite de normalidad se sitúa en el 14%; es decir, una muestra con más del 86% de sus espermatozoides anormales se considerará teratozoospérmica.

Morfología de los espermatozoides

Morfología espermática y fertilidad

Un hombre cuyos espermatozoides muestran una morfología deteriorada, es decir, padece de teratozoospermia, puede tener mayores dificultades de conseguir el embarazo de forma natural, e incluso resultar imposible en algunos casos.

Aunque la teratozoospermia no es uno de los problemas seminales más graves, normalmente será necesario recurrir a la reproducción asistida para poder tener hijos propios, especialmente en los casos más graves.

En función del grado de afección y de otros factores que afectan a la fertilidad, tanto en el hombre como en la mujer, se determinará cuál es el tratamiento reproductivo más adecuado.

Recurrir a la Reproducción Asistida en caso de teratozoospemia