Científicos logran producir esperma en un laboratorio

By 18/05/2015Publicaciones

Investigadores franceses han desarrollado por primera vez esperma de laboratorio, un avance, aseguran, que podría ser una opción en el tratamiento de infertilidad masculina. El laboratorio Kallistem de Lyon refiere que fueron capaces de desarrollar el material genético de manera funcional a través de esperma humano e incluso dicen que las primeras pruebas clínicas se podrían llevar a cabo en un par de años.
El logro aún debe ser confirmado por estudios realizados por pares científicos, pero de ser así permitiría a hombres infértiles donar jóvenes células espermáticas de sus testículos —incluso se podría congelar para un momento más adecuado en su paternidad— y, en el laboratorio, convertirlo en esperma maduro. El procedimiento consistiría en obtener células espermáticas inmaduras mediante una biopsia, madurarlas in vitro y, finalmente, fertilizar un óvulo también in vitro.
De acuerdo con Isabelle Cuoc, directora ejecutiva de Kallistem, este laboratorio está atajando un gran problema global con científicos que, por primera vez en el mundo, han generado la tecnología para obtener esperma completamente desarrollado con el rendimiento necesario que requiere la fertilización in vitro.
“Este es un gran resultado científico que mejora nuestra credibilidad y potencial”, dijo en días pasados al diario británico Daily Mail. “Estamos apuntando hacia un mercado que vale billones de euros y donde no hay competidores aún”.
ESCEPTICISMO. El proceso de formación de células espermáticas en el cuerpo, llamada espermatogénesis, tarda alrededor de 72 horas, con un constante suministro de células básicas que se transformarán en esperma maduro. No obstante, existen hombres que sufren de azoospermia, padecimiento que impide tener el nivel suficiente de esperma en su semen y que se asocia directamente con la infertilidad.
Por más de una década, científicos han tratado de desarrollar un procedimiento de maduración como el que Kallistem señala haber logrado, y si bien se habían realizado en pruebas con ratones de laboratorio, ésta sería la primera vez que se obtienen resultados en células humanas.
La siguiente etapa, y tras replicar exitosamente el procedimiento en otros laboratorios, será llevar a cabo ensayos preclínicos que aseguren su inocuidad, lo cual podría realizarse el próximo año, apunta Daily Mail.
No obstante, especialistas del área se mantienen escépticos de las promesas que ha levantado el laboratorio francés y refieren que es muy temprano para hacer tal aseveración. “Hasta que no vea un estudio analizado por pares científicos mostrando inequívocamente que este procedimiento puede hacerse, me mantendría escéptico”, apunta Allan Pacey, especialista de la Universidad de Sheffield, en Inglaterra.
Pero “si funciona el método abre grandes posibilidades”, refirió a Le Figaro Nathalie Rives, directora del centro de asistencia para la reproducción del hospital universitario de Rouen, Francia. “Aun así, hay que tener muchas reservas, puesto que el procedimiento no excluye que los adultos con azoospermia tengan anormalidades genéticas que también evitarían la espermatogénesis in vitro”.
Israel Nisand, co fundador del Foro Europeo de Bioética también refirió que se debe tener prudencia al dar por hecho que el procedimiento funcionará. “Pero de ser así, miles de hombres se beneficiarán de este gran avance para el tratamiento de la esterilidad”.

FUENTE: CRONICA.COM