Del primer bebé de probeta a los nuevos modelos de familia

By 08/08/2014Publicaciones
Hoy cumple años Louise Brown, quien con 36 años sigue siendo llamada «el primer bebé de probeta». Especialistas reflexionan sobre las nuevas familias que la ciencia permite: mujeres y hombres solos, parejas homosexuales y heterosexuales pueden cumplir su deseo de ser padres
36 años del nacimiento de Louise Brown, la mujer que siempre será recordada como En la Argentina en particular, luego de la existencia de una reproducción asistida y ante la tendencia creciente a la postergación de la búsqueda de hijos, los tratamientos de reproducción asistida presentan cada vez más opciones para cumplir el sueño de tener una familia.
los tratamientos de reproducción asistida abrieron la puerta para los nuevos modelos de familia. Además de una pareja de hombre y mujer, hoy una mujer sola, un hombre solo, una pareja de mujeres o una pareja de hombres pueden también soñar con vivir un embarazo y formar una familia.
 Deseo de hijo. Pasión de hijo y son tantas y tan variadas las formas de nacer: por fertilidad natural, por fertilidad asistida, por donación de óvulos o de esperma, por alquiler de vientre… Las combinatorias se multiplican.
los avances científicos ya trajeron cambios en muchos aspectos de la vida. Hay muchos niños y jóvenes nacidos por fertilidad asistida a esta altura, ya pasaron 36 años del primer nacimiento.
 mujeres jóvenes piensen en congelar sus óvulos, o cuando avanza su vida y no consolidan una pareja estable, piensen en ser madres a través de la donación de esperma. «Son todos cambios que aportan los avances científicos y que inciden en la vida de las personas. Es posible que se profundicen, y en este sentido hay mucho para investigar y pensar», remarcó Alkolombre.
De los cambios científicos a los cambios sociales
fertilización asistida comenzó en 1978, cuando gracias a investigaciones llevadas a cabo por los doctores Patrick Steptoe y Robert Edwards ?este último galardonado años después con el Premio Nobel de Medicina? nació la primera niña de probeta, Louise. En aquellos años el tratamiento consistía en fecundar dentro de una placa de Petri el óvulo extraído de la mujer con el esperma de su marido para, y luego de dos días de cultivo in vitro, devolverlo al útero materno.
óvulos criopreservados hace 14 años, el período más largo de almacenamiento de gametos femeninos seguido de nacimiento vivo.
 nuevos modelos de familia, y los cambios sociales se hacen eco:
Familias monoparentales: mujeres solas y hombres solos la mayor parte de las veces llegan a la consulta en un momento de la vida ?alrededor de los 40 años? en que no tienen pareja y no desean esperar para buscar un hijo. Las mujeres, a quienes el reloj biológico les suena y saben que en algún momento perderán la posibilidad de concebir, pero también a los hombres que, cada vez más informados, saben desde hace unos años y gracias a investigaciones científicas que ?aunque más lentamente? también a ellos el tiempo les corre.
a la mujer sola se le realiza una evaluación física, un interrogatorio y estudios hormonales y se evalúan las posibilidades según los resultados. «En estos casos aparece una necesidad: el semen de banco. Se requerirá una muestra concordante con el perfil genético de la paciente y podrá recurrirse a la inseminación intrauterina, pero en caso de que la mujer presente problemas reproductivos deberán utilizarse técnicas de fertilización in vitro», detalló, al tiempo que aclaró que, en algunos casos, debido a la edad avanzada de la paciente es necesario recurrir también a la ovodonación.
la evaluación del hombre solo es más simple porque requiere de una muestra de semen, o varias. En este caso, aparecen dos necesidades: un óvulo donado y un útero para llevar adelante el embarazo. En algunos casos puede ser la misma mujer, pero en general no lo es. La búsqueda de un útero subrogado no es tarea fácil. El asesoramiento legal es fundamental en estos casos, ya sea que lo realice en el país o en el exterior.
Parejas del mismo sexo: desde la aprobación del matrimonio igualitario en nuestro país en julio de 2010 mediante la Ley 26.618, cada vez más mujeres y hombres se animaron a buscar formar sus propias familias. En el caso de las parejas de hombres, se sugiere que en primera instancia entren en contacto con abogados especialistas en derecho de familia internacional que pueden asesorarlos sobre toda la parte legal. Y, mientras tanto, se avanza con los estudios a ambos miembros. Puede requerirse también un perfil hormonal, además de los espermogramas. Y luego, es posible recurrir a un óvulo donado, que deberá ser fecundado en laboratorio mediante técnicas de reproducción asistida de alta complejidad ?FIV convencional o ICSI? e implantado en un  Deberá evaluarse a ambos miembros por separado y, dependiendo de los resultados, se decidirán las opciones de tratamiento. «Puede recurrirse a técnicas de baja complejidad, como las relaciones sexuales programadas o la inseminación intrauterina, con o sin estimulación, o si hay problemas reproductivos que así lo requieran, utilizar técnicas de alta complejidad como la fertilización in vitro convencional o la técnica de inyección intracitoplasmática de espermatozoide (ICSI), en la cual un único espermatozoide es inyectado dentro de un óvulo en lugar de colocar la muestra en laboratorio junto al óvulo para que un espermatozoide logre la penetración y fecundación», puntualizó el especialista.

Fuente: ACTUALIDAD.COM

 

Leave a Reply