El esperma más antiguo del mundo: 50 millones de años bajo la fría Antártida

By 20/07/2015Publicaciones

Foto: Un fragmento del esperma encontrado (Swedigh Museum of Natural History)

 

 

El esperma encontrado por un grupo de científicos en la Antártida ostenta el récord de ser el más antiguo del mundo. Tiene 50 millones de años, y ha sido localizado en el capullo fosilizado de un gusano clitelado según informa la revista Biology Letters‘ de la Royal Society británica. Esta publicación informa de que, gracias a un microscopio de electrones, los expertos consiguieron visualizar el interior de un pedazo de capullo roto que sólo medía 1,5 milímetros.

Fue en este trozo donde los científicos identificaron espermatozoides de los citados clitelados, a cuya familia de seres vivos pertenecen otros animalesmucho más conocidos como las sanguijuelas o las lombrices de tierra. El equipo de investigación, liderado por Benjamin Bomfleur –del Museo de historia Natural de Estocolmo– ha informado de que este descubrimiento es algo extraordinario aunque sea frecuente encontrar capullos fosilizados de estos gusanos.

El capullo hallado en la Antártida procede de depósitos sedimentarios marinos de esta zona, conocida por los expertos por la gran riqueza en fósilesque tiene. Sin embargo, hasta ahora no se había podido encontrar ningún rastro de esperma en ellos, algo que tilda como especial al último descubrimiento.

Un esperma más grande que su dueño

No sólo el esperma de este gusano ha entrado en los anales de la historia, sino que en 2014 otro de estos fluidos se coló entre los más antiguos. Además, el descubierto en mayo del año pasado también tiene la peculiaridad de ser más grande que el cuerpo de su dueño. El semen de unos diminutos crustáceos fosilizados –conocidos como ostrácodos– fue localizado en un yacimiento de Bitesantennary en Riversleigh, Australia, por un grupo de científicos de laUniversidad de Nueva Gales del Sur.

Los órganos sexuales de los ostrácodos ocupan un tercio de su cuerpo (CC)
Los órganos sexuales de los ostrácodos ocupan un tercio de su cuerpo (CC)

Estos expertos se sorprendieron al encontrar el semen de unos seres vivos que vivieron hace 17 millones de años. “El descubrimiento del esperma, completo en su núcleo, fue totalmente inesperado. Nos hace preguntarnos qué otro tipo de preservación extraordinaria espera aún ser descubierto en estos depósitos”, reconoció Archer, uno de los miembros del equipo que recogió los fósiles.

El hallazgo, publicado por la revista Proceedings of the Royal Society B, fue posible gracias a que los fósiles de los ostrácodos conservaron en buen estado sus órganos sexuales, por lo que el esperma permanecía prácticamente intacto dentro de ellos. De hecho, el núcleo de las células reproductoras mantenía el núcleo que hace 17 millones de años contuvo el ADN de estos seres vivos.

El descubrimiento del esperma, completo en su núcleo, fue totalmente inesperado

También contribuyó al buen estado de los fósiles el entorno donde fueron encontrados, pues el yacimiento de Bitesantennary estaba poblado por una gran cantidad de murciélagos. A priori, estos animales no tendrían nada que ver con los ostrácodos, pero los expertos aseguran que las heces de los mamíferos habrían aumentado los niveles de fósforo del agua de la cueva provocando una mejor preservación de los tejidos blandos de los crustáceos.

FUENTE: ELCONFIDENCIAL.COM