La transferencia de un sólo embrión es la mejor opción para las futuras mamás y los bebés

By 18/03/2015Publicaciones

Un estudio avala la transferencia de un solo embrión si se acompaña de seis ciclos de FIV. La Sanidad pública española sólo financia tres ciclos de tratamiento.

A pesar de que todos los expertos coinciden en que la transferencia única es la mejor opción para las futuras madres y los bebés (por los riesgos asociados a los embarazos múltiples) en solo 17 de cada 100 fecundaciones in vitro (FIV) que se hacen en España, la paciente recibe un único embrión, según datos del registro de la Sociedad Española de Fertilidad de 2010.
Ahora, un estudio publicado en Human Reproduction avala que las tasas de parto no disminuyen por la transferencia restringida si esta se acompaña, eso sí, de una medida económica: el reembolso o la financiación de seis ciclos de fiv.

En España la sanidad pública sólo financia hasta tres ciclos de tratamiento y, aún así y debido a las listas de espera, la mayoría de los pacientes optan por la sanidad privada para conseguir el embarazo.

Se trata de un estudio interesante porque está hecho con datos reales, los registrados en Bélgica, un país donde, desde 2003, las mujeres menores de 36 años que se someten a una fiv no pueden recibir por ley más de un embrión. Sólo si fracasan en ese primer intento podrán recibir dos como máximo. En las mujeres entre 35 y 39 años el límite es dos embriones entre el primer y tercer ciclo y, sólo entonces, se pueden implantar tres embriones. En las mujeres más mayores, hasta los 42, no hay limitación. La sanidad pública belga paga hasta seis ciclos de fiv.

En el estudio recién publicado, los autores dirigidos por Karen Peeraer compararon a un grupo de pacientes que se habían sometido a la fecundación asistida antes de la entrada en vigor de la ley en la Universidad de Lovaina con un grupo similar que lo habían hecho después de 2003.
Los resultados no dejan lugar a dudas. La introducción de la nueva legislación belga no ha tenido un impacto negativo en la tasa de partos acumulativa (CDR en sus siglas en inglés) por paciente.

Pero hay otro dato más. Lo que sí se ha conseguido con esta modificación legal es reducir los partos múltiples, con sus riesgos asociados. En concreto, los partos gemelares disminuyeron del 24% al 12%.

Según explicó recientemente a EL MUNDO Sylvia Fernández-Shaw, responsable de la Unidad de Reproducción Humana García del Real, la transferencia única es “la asignatura pendiente de la reproducción asistida en España”, un país donde, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre 1996 y 2009, la cifra de partos gemelares se multiplicó por más de dos, de 4.433 a 9.965.

Los autores de la investigación consideran que sus datos deben hacer reflexionar a los responsables de las políticas de reproducción de todo el mundo. En España, la modificación de la Ley en 2006 hizo que se limitaran a tres el número máximo de embriones transferidos, pero no existe ninguna otra limitación y un 67% de las FIV concluyen con la implantación de dos embriones, muchas veces por el propio deseo de los padres, que consideran que, así, se duplican las posibilidades de éxito. El trabajo de Human Reproduction demuestra que esta creencia no es real.

Fte.:  El Mundo

Leave a Reply