Punción ovárica y transferencia embrionaria.

By 30/10/2015Publicaciones

Procreatec-28

Punción ovárica y transferencia embrionaria.

El punto final de la estimulación ovárica es la punción-aspiración de los folículos. Esta técnica se realiza en quirófano, con sedación para evitar las molestias a la paciente.

Consiste en puncionar con una fina aguja cada uno de los folículos que han crecido durante la estimulación. Dentro de cada uno de estos folículos hay un ovocito, que puede ser arrastrado a la vez que se aspira el líquido folicular.
Este procedimiento se realiza en condiciones de esterilidad para evitar infecciones y permite que el líquido folicular que contiene el ovocito pueda ser obtenga a presión controlada. Este líquido se lleva al laboratorio, donde los biólogos se encargarán de buscar en él los ovocitos contenidos.
La punción folicular se programa habitualmente cuando la paciente está preparada, es decir, tiene más de 3 folículos de 17 mm o más. En este momento se administra una última medicación, hCG recombinante, que permitirá la maduración final del ovocito, que una vez que ha madurado en las paredes del folículo, saldrá al líquido folicular para ser posteriormente aspirado con él.
Lamentablemente, la punción folicular no es un proceso 100% efectivo y en ocasiones nos encontramos con folículos de los que no obtenemos ningún ovocito o bien obtenemos ovocitos que son inmaduros o atrésicos.
Es fundamental revisar la pauta de medicación y los horarios de administración de la misma para evitar errores que puedan conducir a un fallo en la obtención de los óvulos.

Una vez hemos logrado tener los óvulos en el laboratorio, procederemos a fecundarlos con el semen de la pareja o bien de donante.

La fecundación puede realizarse mediante dos técnicas que ya se han comentado previamente. La Fecundación in Vitro convencional, en la que los espermatozoides se dejan en cultivo con cada uno de los ovocitos, para que la fecundación se produzca de forma espontánea. La Microinyección espermática, en la que cada ovocito es fecundado de forma individual con un espermatozoide elegido por los biólogos.
Trascurridas 24 horas del proceso de fecundación puede evaluarse la formación de embriones. En el laboratorio, los biólogos evalúan la presencia de núcleo paterno y materno dentro del embrión para saber si la fecundación ha sido efectiva. Es el estadío de zigoto.
El día 2 en el laboratorio deberíamos ver cómo los embriones se han dividido. Habitualmente presentan entre 2 y 4 células y en función de las características de dichas células, el tiempo de división, la presencia de fragmentos y otros parámetros, los biólogos estimarán el grado embrionario en función de su morfología.
En día 3 los embriones ya tienen entre 6 y 10 células y nuevamente su morfología debe ser evaluada.
En día 4, las células presentes en los embriones empiezan a unirse, ya no es posible diferenciarlas y contarlas omeprazole 40 mg. Es el estadío de mórula.
En día 5 el embrión hace un progreso fundamental. Empieza la diferenciación celular. Cuando en un primer momento todas las células del embrión eran iguales…ahora no. El embrión empieza a separar las células que formarán los anejos ovulares (membranas y placenta) y el embrión como tal. Este embrión también puede ser clasificado en cuanto a sus características en función de numerosos parámetros que los biólogos tendrán en cuenta para elegir el o los mejores para transferir.
Una vez tenemos los embriones en el laboratorio y hemos sido capaces de seleccionar los mejores, bien por morfocinética o bien por genética, podemos proceder a la transferencia embrionaria. En función de la calidad embrionaria y de la selección que los biólogos puedan realizar, se transferirán los embriones tras 3 o 5 días de cultivo enel laboratorio.
La transferencia es un procedimiento sencillo e indoloro que permite dejar los embriones en el interior del útero materno. Se coloca un espéculo en la vagina de la mujer y se localiza el orificio cervical externo. A través de este orificio se introduce el fino catéter de transferencia y se depositan los embriones en el interior de la cavidad uterina. Para poder guiar de forma adecuada el catéter, la transferencia debe realizarse con control ecográfico por vía abdominal.
Trascurridos 12 o 14 días desde la transferencia, dependiendo de si la transferencia se ha realizado en día 3 o 5 de los embriones, debe realizarse el test de embarazo en sangre para determinar los niveles de B-hcg. Este tiempo de espera no es sencillo y más adelante daremos algunas pautas para ayudar a solventar las dudas más frecuentes.

Punción ovárica

 

FUENTE: OBJETIVOEMBARAZO.ES