Técnicas de fecundación en laboratorio: FIV, ICSI, IMSI, PICSI. ¿Para qué sirven?

By 30/10/2015Publicaciones

Procreatec-26

Técnicas de fecundación en laboratorio: FIV, ICSI, IMSI, PICSI. ¿Para qué sirven?¿Están indicadas en mi caso?

La Fecundación in Vitro convencional (FIV) consiste en la unión espontánea del espermatozoide y el ovocito en el laboratorio.Para ello, se obtienen los ovocitos mediante una punción-aspiración ovárica y se dejan sobre una placa con los medios de laboratorio óptimos para su cultivo. Sobre esa placa se coloca una muestra seminal previamente preparada y seleccionada y se esperan entre 16 y 24 horas para ver el resultado de la fecundación. Es decir, la formación espontánea de embriones por la unión de óvulo y espermatozoide. Esta técnica se realiza en casos de baja reserva ovárica, en aquellas parejas que no han logrado embarazo por técnicas más sencillas como la inseminación o cuando existe una obstrucción en las trompas que impida una fecundación natural.

Fecundación in Vitro  (FIV)

La Microinyección espermática (ICSI) consiste en seleccionar de forma individual el espermatozoide para la fecundación. Una vez se ha seleccionado el espermatozoide con mayor movilidad y mejor morfología se procederá a su microinyección dentro del ovocito. Trascurridas 16-24 horas veremos si la fecundación ha sido efectiva y se ha formado un embrión. Esta técnica está indicada cuando el semen está alterado y no podemos garantizar que la fecundación espontánea va a ser efectiva.

icsi microinyección

La técnica PICSI o microinyección fisiológica (Physiological Intracytoplasmic SpermInjection) pretende imitar a la naturaleza en la selección espermática. Para ello, se colocan los espermatozoides en una placa de PICSI que contiene una membrana de hidrogel con una sustancia que se encuentra de forma natural en las células humanas: el ácido hialurónico.

De forma teórica, los espermatozoides maduros y bioquímicamente competentes se unirán a esta membrana, lo que permitirá al embriólogo seleccionarlos para realizar posteriormente la microinyección de cada espermatozoide en el ovocito.

Este proceso pretende asemejarse al momento de fecundación natural, en la que el espermatozoide más capaz se une a la membrana del ovocito.

Algunos estudios han mostrado que los espermatozoides seleccionados por esta técnica son más maduros, con menos daño de su DNA y con menos anomalías genéticas. Por ello, está especialmente indicado en pacientes con fallos previos de fecundación con ICSI, baja calidad embrionaria o bloqueo embrionario y abortos de repetición.

PICSI o microinyección fisiológica

 

La IMSI o Microinyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados (Intracytoplasmic morphologically-selected sperm injection) permite la microinyección en el ovocito de espermatozoides que han sido seleccionados por su morfología,empleando un microscopio de gran aumento. Esta visualización en detalle puede ayudar a los embriólogos en la selección del mejor espermatozoide, sobre todo en casos en los que la morfología espermática está comprometida.

Las indicaciones de la IMSI incluyen fundamentalmente los casos con factor masculino severo como la teratozoospermia severa, en los que se cree que una mejor selección espermática puede ayudar a mejorar la calidad embrionaria y con ello las probabilidades de éxito.

Es muy importante tener en cuenta que cada una de estas técnicas tiene su aplicación y su indicación específica según los casos. No todas las técnicas sirven a todos los pacientes y es fundamental asesorarse sobre los beneficios que puede aportar cada una de ellas, evitando sobrecostes innecesarios en los tratamientos.

Desafortunadamente, los estudios científicos que avalan estas técnicas son muy heterogéneos y todavía existe mucha controversia en su utilización, ya que no se ha demostrado que mejoren el pronóstico en todos los ca

sos.

IMSI o Microinyección intracitoplasmática

FUENTE: OBJETIVOEMBARAZO.ES