7 razones para no elegir un tratamiento de reproducción asistida low cost

By 30/08/2017Publicaciones

Descubre las 7 razones para no elegir un tratamiento de reproducción asistida low cost

7 razones para no elegir un tratamiento de reproducción asistida low cost

En primer lugar, los centros low cost se caracterizan por no invertir en personal y contratan médicos poco cualificados y sin experiencia. Esto tiene un doble efecto, no conocer todas las opciones disponibles de tratamiento y la incapacidad para personalizar cada tratamiento. Este tipo de personal sanitario comete más errores por la falta de experiencia.

El laboratorio de reproducción asistida es una de las partes más importantes del tratamiento. Los centros low cost se equipan con los aparatos más baratos del mercado y no tienen planes de contingencia. Los grandes laboratorios compran los mejores equipos porque están dirigidos por médicos y no por profesionales del marketing o de gestión empresarial. La motivación de un centro pionero y con experiencia, es hacer la mejor medicina posible. Los centros low cost pretenden ganar dinero basándose en un modelo de gran volumen a precio bajo. No tienen espíritu científico ni motivación médica.

Mantenimiento. Los grandes laboratorios consumen muchos recursos económicos en planes de mantenimientos preventivos de los equipos para su óptimo funcionamiento. Además, todos los equipos críticos están duplicados para que una avería no afecte al funcionamiento. Los laboratorios low cost suelen montar laboratorios con solo un equipo crítico y no contratan los costosos planes de mantenimiento preventivo ya que son aparatos muy caros.

Sistemas de calidad. Los centros de reproducción asistida reconocidos invierten grandes recursos en montar sistemas de calidad que garanticen la trazabilidad y eviten mediante procedimientos controlados la posibilidad de errores. También implantan el sistema de mejora continua que se basa en planificar, realizar, medir y actuar. Estos sistemas de calidad requieren inversiones en consultorías externas, auditorías, etc, que encarecen pero mejoran y evitan errores en los servicios prestados.

Equipo completo. Para estar autorizado solo es necesario disponer de un ginecólogo y un embriólogo, pero los centros serios invierten en tener en su equipo a genetistas, andrólogos, psicólogos, estadísticos, informáticos… que son indispensables para dar el mejor servicio.

Material de quirófano y laboratorio. Los mejores centros invierten en utilizar los mejores medios de cultivo y material desechable. Existen placas de cultivo embrionario que son más caras por ser embriotestadas, pero que garantizan que en el cultivo no habrá ningún problema. Otros centros sin embargo compran el material más barato, sin embriotestar. Además re-esterilizan material que en teoría es de un solo uso.

Sistemas de control. Otro apartado que requiere inversión es la monitorización contínua de los equipos con sistemas de alarma. La temperatura, la humedad, el ph, los niveles de nitrógeno líquido en los tanques de congelación, etc, todo se controla las 24 horas del día y si algo falla saltan alarmas. Estos sistemas también son caros y no están implantados en los laboratorios low cost.

Fuente: www.institutocefer.com