Ejercicio de Identificación de emociones

By 07/05/2018Publicaciones

Bienvenidos! Soy María Peña, psicóloga sanitaria y colaborada de ASPROIN.

Imaginamos que a lo largo de la experiencia en la búsqueda de un hijo habrás experimentado un torbellino de emociones. Habrás sentido en muchos momentos sorpresa, enfado, en otros momentos asco, sentido el miedo, la tristeza y la felicidad. Dependiendo de la etapa en la que te has encontrado, habrás sentido más unos u otros.

En este ejercicio nos gustaría que recordases momentos que has vivido a lo largo de esta etapa y pensases cuál ha sido la emoción básica que ha estado más presente.

Más tarde, comparad vuestros recuerdos emocionales con los que ha realizado vuestra pareja. En momentos como estos, podéis hablar de cómo se ha sentido el otro, expresar lo que cada una ha sentido y siente actualmente. 

Todas las emociones nos enseñan algo sobre nosotros mismos, y tienen su propia utilidad. Hay emociones como la tristeza o la rabia, que tienen connotaciones negativas. No obstante, no hay emociones buenas ni malas. Depende más del grado y aplicación en que se desarrollan Nos gustaría que reflexionaseis sobre qué os ha aportado cada emoción sentida a lo largo del tratamiento. Puede que en un primer momento penséis, que nada. No obstante, os invitamos a reflexionar con este ejemplo:

Por ejemplo, una persona que acaba de recibir un diagnóstico inesperado puede sentir en un primer momento sorpresa. Le habrá ayudado sentir eso a buscar información para responder las dudas planteadas. Posteriormente, puede haber experimentado tristeza, que le habrá ayudado a “detener el tiempo” para asimilar la experiencia que está ocurriendo y cómo puede afrontar la vida a partir de ese momento.

Ahora te toca a ti. ¿En qué te han ayudado? 

Nos gustaría que con vuestra pareja hablaseis de aquello que os haya aportado cada actividad. Indicando también lo que penséis que podáis complementar el punto de vista del otro. Suele ser muy útil que utilicéis metáforas sobre la forma en la que os estéis sintiendo. 

María Peña, psicóloga sanitaria

Maria.pena.ramos@gmail.com