EPIGENÉTICA|EL ADN NO LO ES TODO

By 01/03/2020Sin categoría

EPIGENÉTICA|EL ADN NO LO ES TODO

Cuando tienes que recurrir a un proceso de ovodonación, asimilar que no se va a parecer a nosotros, que no vernos nuestros rasgos, los de nuestros padres, ese gesto tan particular… tener que renunciar a todo eso provoca un dolor difícil de sobrellevar. Pero no todo está perdido, ahora sabemos que el ADN no lo es todo a la hora de definir los rasgos de nuestros hijos. Hay un concepto que pocos conocen pero que lo cambia todo: la epigenética.

Dentro de las mil y una palabrejas que he tenido que aprenderme en este largo camino, la epigenética sin duda a sido mi favorita, algo así como amor a primera vista. Desde el primer momento en el que tuve conocimiento de ella provocó un cambio en mi, un bálsamo a tanto dolor. La cura de mi duelo genético.

¿Qué es la epigenética?

Se conoce como epigenética a la modificación de los datos genéticos del embrión. Es la comunicación entre madre gestante y embrión. El milagro que consigue que en la ovodonación una madre comparta rasgos, carácter e incluso gestos con su bebé a pesar de no haber intervenido genéticamente.

¿En que momento se produce la modificación?

La transmisión de moléculas se produce antes de la implantación, en el momento que la gestante segrega líquido endometrial con información genética. En ese momento pasamos nuestra información al embrión y se modifica. En ese momento también le damos un pequeño aviso de “Mami ya está lista para recibirte”.

¿Qué supone entonces la epigenética?

Para alguien que pasa por un proceso de ovodonación esto suele marcar la diferencia. Significa que no sólo eres “la incubadora” juegas un papel importantísimo en su desarrollo, formas parte de su carga genética, si se va a parecer a ti. Puede que no hayas podido aportar ese óvulo pero lo has moldeado, es tuyo. Lo que sucede en el útero es más importante que todo lo que ha sucedido antes.

Fuente, letsmami.com