La vitamina D puede tener un papel protector en el embarazo

By 31/10/2018Publicaciones

La vitamina D puede tener un papel protector en el embarazo

Se trata de un análisis realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos y que se publica en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology

Después de una pérdida de embarazo, las mujeres que tienen unos niveles adecuados de vitamina D tienen más probabilidades de quedarse embarazadas y tener un hijo vivo si se compara con las que presentan niveles insuficientes de dicho nutriente, según un análisis realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos y que se publica en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.

“Nuestros hallazgos sugieren que la vitamina D puede jugar un papel protector en el embarazo”, explica el investigador principal del estudio Sunni L. Mumford, de la Subdivisión de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver.

Estudios previos han demostrado que las mujeres que tienen niveles elevados de vitamina D antes de someterse a la fertilización in vitro consiguen tasas de embarazo más altas que las que presentan niveles más bajos. Sin embargo, los datos sobre mujeres que han querido ser madres de forma natural son escasos o casi nulos.

Por este motivo, los investigadores analizaron los datos recopilados en el estudio Efectos de la aspirina en la gestación y la reproducción (EAGeR), que buscaba determinar si una dosis diaria baja de aspirina (81 miligramos) podría prevenir el aborto espontáneo en mujeres con antecedentes de pérdida del embarazo. También se recogieron los niveles de vitamina D en 1.200 mujeres antes del embarazo y nuevamente a la octava semana de gestación. Se definió que un nivel de vitamina D por debajo de 30 nanogramos por mililitro es insuficiente.

Comparación

Las mujeres que tenían concentraciones suficientes de vitamina D antes de la concepción tenían un 10 por ciento más de probabilidad de quedar embarazadas y un 15 por ciento más de probabilidades de tener hijo vivo en comparación con aquellas con concentraciones insuficientes de la vitamina. Entre las mujeres que quedaron embarazadas, cada aumento de 10 nanogramos por mililitro de vitamina D preconcepcional se asoció con un riesgo 12 por ciento menor de pérdida de embarazo. Los niveles de vitamina D en la octava semana de embarazo no estuvieron relacionados con la pérdida del embarazo.

Los autores señalan que se necesitan estudios adicionales para determinar si los suplementos de vitamina D en mujeres que están en riesgo de perder a su hijo durante la gestación podría aumentar sus posibilidades de embarazo y nacimiento.

FUENTE: http://elmedicointeractivo.com