Los 6 Sentimientos Predominantes En El Hombre

By 03/05/2016Publicaciones

Acabo de escribir una entrada al blog de Redinfertiles acerca de cómo vivimos los hombres un proceso de infertilidad desde el punto de vista emocional y me ha dado la idea de hacer un pequeño listado de aquellos sentimientos que más nos sentimos habitualmente en un proceso de este tipo.

El número es arbitrario, pero nos ayudará a categorizar una gran cantidad de sentimientos que los hombres tenemos es esos momentos. Además, nos servirá de guía para etiquetar y comprender el papel del hombre.

Seguramente que podrás aumentar este listado con tu experiencia o la de tu pareja, por lo que estaría encantado me escribieras contando cuál es tu vivencia y poder así compartir y apoyarnos entre nosotros. ¿Te animas?

1. Impotencia

Desde tiempos inmemoriales se ha relacionado al hombre con la potencia y la virilidad, algo que inconscientemente todavía aletea dentro de nosotros. Esto quiere decir que ante una situación en la que no podemos conseguir algo, nos frustramos más fácilmente que las mujeres.

En un proceso de infertilidad, el no poder conseguir un embarazo significa un golpe en nuestra personalidad y un gran esfuerzo para superar la frustración.

El no #poder conseguir un #embarazo significa un golpe en nuestra #personalidad.

2. Incomprensión
Aunque sean las mujeres las que lleven la mayor carga emocional en el proceso, los hombres tenemos un rico mundo de sentimientos que nos invaden y que necesitamos manifestar de alguna manera.

El no tener un refuerzo externo a esta manifestación nos hace sentirnos raros e incomprendidos ante los demás.

Los #hombres tenemos un rico mundo de #sentimientos.

3. Soledad
Y por supuesto, uno de los sentimientos que compartimos con las mujeres es el de la soledad. He estado tentado de escribirlo en mayúsculas porque creo que es el más englobador y dolorosos de todos.

Te sientes aislado, diferente, raro viendo como todo lleva su curso normal y tú no consigues algo (supuestamente) tan sencillo como es un embarazo.

4. Confusión
Cuando estás luchando por conseguir el embarazo y no lo consigues, llega un momentos en el que no entiendes nada, todo se ha ido al garete y ya no sabes ni quién eres, dónde estás, qué quieres…

Todo se vuelve confuso, sin sentido, sin orden ni concierto. Necesitas agarrarte a pequeños puntos seguros para no hundirte… y el recordar la meta suele ayudar en ello.

5. Dolor
En esta categoría entran muchos sentimientos, aunque hay uno que se puede nombrar como tal por lo que nos hace sentir. Ese esa sensación de dolor que traspasa las fronteras psicológicas y lo podemos sentir en nuestra carne… se convierte en dolor físico.

Pero no un dolor ligero, sino uno profundo que nos arrebata y no nubla la razón.

6. Esperanza
Pero también hay cabida para sentimientos que nos ayudan a luchar por nuestro objetivo y no decaer. Uno de ellos es la esperanza, esa sensación de que todo va a salir bien y que estamos haciendo lo correcto y lo que debemos hacer.

La #esperanza, convertida en #Fe muchas veces, nos aporta la #alegría, #ilusión y #seguridad.

Esta esperanza, convertida en Fe muchas veces, nos aporta la alegría, ilusión y seguridad de que todo va a salir bien y la fuerza para apoyar y compartir todo el proceso con nuestra pareja.

Carlos Postigo